Calumnia: En la NKT animan a dar dinero a la organización

Verdad: Se establecen unos precios muy razonables (en comparación con muchas otras organizaciones religiosas y no religiosas) por las clases, los cursos y los retiros, y en los centros residenciales se cobra un alquiler por el alojamiento. Conforme a los estatutos de los centros de la NKT, ninguna parte de los ingresos netos o bienes del centro podrá ser pagada para el beneficio de sus directores, apoderados, empleados, maestros, miembros o cualquier otra persona individual.

Muchos miembros de la NKT están esponsorizados para que puedan desempeñar la función de maestro y otras tareas administrativas. La NKT ha creado cientos de puestos de trabajo en todo el mundo y ha enseñado a muchas personas a realizar actividades que posteriormente han aprovechado para encontrar otro trabajo.

La organización sin ánimo de lucro NKT-IKBU no pide donativos sistemáticamente. Todos los años, los festivales de primavera y verano del Reino Unido reúnen a personas procedentes de todo el mundo. También se organizan festivales y celebraciones de Dharma en muchos otros países. Todos ellos tienen la consideración de vacaciones espirituales. Se procura que los precios sean asequibles y los beneficios se destinan al desarrollo del Proyecto Internacional de Templos, centros internacionales de meditación Kadampa, centros internacionales de retiro, editoriales Tharpa, hoteles Kadampa, etc., únicamente como servicios al público.

Como ocurre en todas las organizaciones sin ánimo de lucro, en ocasiones es necesario que un centro de la NKT económicamente independiente (con su junta de cuatro directores y veintiún miembros locales) organice actividades locales de muy distinta índole para recaudar fondos. Todos los centros kadampas son organizaciones sin ánimo de lucro o benéficas cuya finalidad es beneficiar a su comunidad, por lo que tienen derecho a recibir donativos. En ningún caso se organizan campañas agresivas para recaudar fondos, y los estudiantes son libres de dar donativos o de no darlos.

Una situación en la que un centro podría pedir dinero a sus estudiantes sería la de adquirir un nuevo edificio en el que instalarse o la de trasladarse a otro más amplio. Hay quienes pueden donar o prestar dinero y no es irrazonable pedir ayuda porque, si no se recibe apoyo de la comunidad kadampa local que va a beneficiarse directamente de un centro nuevo o más espacioso, la ayuda no llegará de ninguna otra parte. En estas situaciones, los estudiantes suelen dar préstamos sin intereses.

Hace años, detractores como el Dalai Lama nos acusaron injusta y públicamente de ser una secta interesada únicamente en hacer dinero. Sin embargo, sería más justo preguntar dónde están los millones de dólares que el Dalai Lama ha recibido de la CIA, de los conciertos en favor de la liberación del Tíbet, de las enseñanzas y de las donaciones. El Dalai Lama abandonó hace mucho tiempo la idea de la independencia del Tíbet, pero aun así recaudó mucho dinero. Recientemente impartió enseñanzas en Australia, y las entradas costaban entre 90 y 248 dólares australianos (entre 55 y 390 euros) por día. Un curso de un día en un centro de la NKT costaría una media de 30 euros, almuerzo incluido.