Calumnia: La NKT cobra precios excesivos por las clases de Dharma

Verdad: En nuestra tradición el Dharma se da gratuitamente, pero para cubrir los gastos de tener un centro o una rama en un local alquilado, se cobra una cantidad por el uso del local o se propone un donativo. En el caso de cursos de fin de semana o de más días, también se cobra por el alojamiento.

La NKT ha recibido críticas por cobrar por las clases y los cursos, pues existe la creencia de que las enseñanzas espirituales deben ser gratuitas o de que solo pueden exigirse donativos por las clases, pero así no es posible pagar una hipoteca, alquilar un local o cubrir los gastos de la gestión de un centro.

Cabe señalar que los centros de la NKT tienen la norma de no impedir a nadie la entrada a las clases por falta de recursos. A menudo hay precios reducidos para jubilados, estudiantes y desempleados. Muchos centros de la NKT también ofrecen voluntariado: a cambio de treinta horas de trabajo por semana, el voluntario dispone de alojamiento gratuito y puede asistir a todas las clases. Incluso en los festivales hay un fondo destinado a subvencionar a estudiantes sinceros que carecen de medios.