Calumnia: La NKT es una secta

Verdad: La NKT no es una secta, sino una tradición budista mahayana. El diccionario Chambers define secta como “una religión falsa o heterodoxa”. La NKT sigue únicamente las enseñanzas mahayanas de los grandes maestros budistas Atisha (982-1054 d.C.) y Yhe Tsongkhapa (1357-1419 d.C.), que a su vez provienen de Buda Shakyamuni (500 a.C.); por lo tanto, no es ni falsa ni heterodoxa.

Su Reglamento interno, legalmente vinculante, ofrece protección frente a cualquier conducta extrema, pues contiene numerosos métodos para comprobar y revisar la elección y destitución de administradores, maestros y directores espirituales, así como su comportamiento.

En Una Guía para la Disciplina Moral, el Reglamento interno de la NKT-IKBU, la Nueva Tradición Kadampa se define como sigue:

 

“La NKT-IKBU se define como ‘la unión de centros de budismo kadampa, la asociación internacional de centros para el estudio y la meditación que siguen la tradición pura de budismo mahayana que proviene de los meditadores y eruditos budistas Atisha (982-1054 d.C.) y Yhe Tsongkhapa (1357-1419 d.C.), introducida en occidente por el maestro budista, el venerable Gueshe Kelsang Gyatso, fundador de la NKT-IKBU’”.

Los comportamientos sectarios de los que se acusa periódicamente a la NKT serán examinados uno a uno en otras secciones de esta página web. Si albergas sospechas de que en algún centro de la NKT se da este tipo de comportamientos, te rogamos que nos informes para que podamos investigarlo. No tenemos la más mínima intención de actuar como una secta en ningún sentido.