Calumnia: Muchos otros grupos budistas no aceptan la NKT

Verdad: Esto es totalmente cierto. Durante los últimos diez años, los estudiantes y centros de la NKT han sufrido miles de incidentes de crítica y discriminación por parte de otros grupos budistas, especialmente tibetanos, tanto en el mundo real como en Internet.

A los estudiantes y maestros de la NKT se les ha acusado de pertenecer a una secta y de venerar a un espíritu maligno, incluso de ser unos asesinos y unos nazis. En conferencias se les ha importunado con preguntas, en la calle se le ha increpado y escupido, se les ha negado la entrada en otras organizaciones budistas tibetanas, se les ha disuadido de acudir o regresar a los centros de la NTK, se les ha amenazado en persona y por teléfono, se ha destruido o mutilado su publicidad. Por si fuera poco, se han visto obligados a cancelar clases en las ramas de sus centros y estos han sufrido desperfectos como consecuencia de actos vandálicos. Se les ha prohibido el acceso a foros budistas online como E-Sangha.

 

Gran parte de este acoso lo llevan a cabo personas leales al Dalai Lama, ya sea porque somos practicantes de Doryhe Shugden o porque condenamos que el Dalai Lama haya prohibido esta práctica. Más intensa es la persecución que sufren los practicantes de Doryhe Shugden en la India, y sobre la que pueden documentarse visitando http://www.westernshugdensociety.org/ y http://www.WisdomBuddhaDorjeShugden.org

Si va en contra de los votos del Bodhisatva criticar otras tradiciones mahayanas, ¿por qué estos budistas rompen sus compromisos? Al parecer, justifican su comportamiento no budista con las críticas y persecución que el propio Dalai Lama dirige contra los practicantes de Doryhe Shugden.