Calumnias contra la Nueva Tradición Kadampa

Calumnia: En la NKT son unos asesinos

Verdad: La NKT jamás ha asesinado a nadie. Es una acusación muy irresponsable dirigida únicamente a desacreditarla por su oposición a la prohibición de practicar Doryhe Shugden impuesta por el Dalai Lama.

Va en contra de los valores esenciales del budismo y, por lo tanto, de la NKT, matar o dañar a cualquier ser. Uno de los compromisos del refugio budista es no perjudicar a los demás. El propio Buda dijo que los que perjudican a los demás no son aprendices de la virtud (es decir, no son sus discípulos).

Calumnia: La NKT reza por la muerte de sus enemigos

Verdad: Esto no es cierto. Sería repugnante para cualquier budista rezar por el mal de otro ser. Buda enseñó que todos los seres son nuestras bondadosas madres y que los únicos enemigos que tenemos son nuestras perturbaciones mentales (estados mentales negativos como el enfado, la codicia y la ignorancia).

Aunque la verdad es que organizaciones como la FPMT y otros grupos budistas leales al Dalai Lama consideran que la NKT es una secta de estafadores, etc., y siguen difundiendo mentiras y falsedades acerca de nosotros, seríamos víctimas de nuestras perturbaciones mentales si reaccionáramos con enfado. Por este motivo, y para ser coherentes con las enseñanzas, hemos tratado de responder sin hostilidad o violencia. Lo único que queremos es aclarar la situación, por eso hemos creado esta página web. Por eso y para ayudar a otras personas a encontrar paz, felicidad y una vida llena de significado por medio de las enseñanzas de Buda.